Entradas

Parte 1: Edvard Munch

Imagen
Despertó… —¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA AAAÁÁÁÁÁÁ…— … ¡y dio tremendo grito!— . ÁÁÁÁÁÁ…—. Su mujer quien dormía a su lado se alteró, pues, en horas de la noche, su marido continuaba gritando —ÁÁÁÁÁÁ…— , entonces le preguntó nerviosamente —¡Amor, ¿qué te pasa?!— , pero el hombre seguía gritando — ÁÁÁ — y en medio del grito dijo —, ¡SE ME QUEMA LA MENTE!, ÁÁÁÁÁÁÁ…    Ella intentó tocarlo, sin embargo, el hombre se levantó desesperadamente de la cama… y salió desnudo corriendo hacia la calle, gritando como si algo inefable lo estuviese persiguiendo, no le importó despertar al vecindario entero… —ÁÁÁÁÁÁ, ¡NO POR FAVOR, NO TE ACERQUES, NO ME COMAS! …, [5 minutos después] —ÁÁÁÁ… — En definitiva, es un grito muy largo, hasta abrumador, es angustioso y lamentable, su grito cada vez se escucha más fuerte, oírlo es oír a un dinosaurio lamentarse, una gigantesca bestia extinta quejándose, ¿por qué grita?, ¿por qué se lamenta? Ese hombre, a quien llamaré Togri, está corriendo y parece

Parte 2: La naranja

Imagen
  [20 años después] El niño no quería soltar la naranja, así que, salvajemente a filo de machetazos, le cortaron el brazo. Prosiguiendo, fue como ver el salto de una ola de horribles y hambrientos gallinazos matar a un gato, se comieron la naranja, se comieron el brazo cortado, se comieron al niño y hasta se comieron los huesos, no dejaron nada, incluso se comieron el polvo del sitio donde comían… Qué suceso más… normal. (⁞), disculpa, ¿no te pareció normal? Si sabes qué es normal, ¿verdad? ¿Acaso no es normal ir y buscar comida? Yo lo observé todo, de lo anterior si hubo algo que me pareció perturbador, la naranja, ojalá hubiese sido yo quien la hubiese comido.

Parte 3: Vaso de agua

Imagen
Supongo que aún no entiendes qué es normal. Este libro mugroso habla sobre Adán, ¿qué te parece si te explico qué es normal al contarte la historia de Adán? Sí, es una buena idea. Primeramente, es apropiado conocer detalles de los hombres que escribieron la historia de Adán, me refiero a los dos infelices que, por alguna razón desconocida, escribieron este libro que hoy textualmente te estoy leyendo. Solo voy a unir algunas hojas y… empezaré… por… El primero de ellos tiene por nombre “ Todo ” y apellido “ Olvido ” , sé qué era un hombre muy joven, aunque aparentemente se veía de 30 o 40, y al parecer tampoco se dio cuenta, no obstante, dijo él:

Parte 4: El festival del virus

Imagen
Despertó… —¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA AAÁÁÁÁ…— … ¡Nuevamente está gritando!— . ÁÁÁÁ…—. Todo ha sido una pesadilla, en ningún momento ha trascurrido 20 años, quizás. Qué horrible es la mente de ese hombre, ¿cómo imaginó algo tan feo? Un mundo completamente desierto, mujeres asesinando niños y escritores locos; eso no es normal, ese paraíso de horrores donde la violencia reina es algo totalmente aborrecible, eso solo pudo haber sido imaginado por un loco. No importa el contexto, no existe justificación para generar asesinatos o arrebatarle la vida a un semejante o vecino animal, de igual forma no existe justificación para incumplir nuestros deberes en lo que concierne a la tierra.

Parte 5: Su sueño era mirar un árbol

Imagen
Ahora sí, siguiendo con sus escritos relacionados a Adán, Todo Olvido nos dice: Su nombre completo es Adán ə , según mi poco conocimiento del mundo vivo, su apellido es igual al nombre fonético y lingüístico de la anterior vocal neutra inacentuada. Pero para referirse a él los inhumanos le nombran como los humanos solían llamar aquella vocal, “Schwa” «Chuad», Adán Chuad. Actualmente su hermano menor se encuentra vivo en algún sitio desconocido, a diferencia de sus progenitores quienes murieron cuando él mató al mundo por gracias y obra del virus IRC, un poderoso veneno creado por los Soberanos Unidos, para luchar en la Tercera Guerra Mundial contra los europeos. Aprovecho para citar, que el veneno lo único que hizo fue acelerar la destrucción de la madre naturaleza como se conocía en ese entonces, pues, así como los problemas del mundo no los puede solucionar un solo hombre, es incorrecto decir que solo Adán merece cargar la culpa de la muerte del globo, porque la contaminación de l

Parte 6: Lectura de otro mundo

Imagen
Cuando los perros salvajes siguieron su camino no dejaron ni los huesos, no se llevaron su libro y un náufrago del polvo lo agarró. Ese hombre perdido en el desierto no tiene nombre he ignora que debe tenerlo, él existe en la nada, vive sin saber que está y es alguien con la mente en blanco. A él las brisas de arenas lo llevan y lo traen, pero genera mucha curiosidad, porque ese hombre es completamente ignoto, aparece y desaparece, se cuenta que está muerto y que en realidad es un alma en pena, la cual nunca ha logrado descansar. Pero si existe debería por lo menos tener una identificación, basado por tal información, le daré un nombre conectado a lo que es, lo llamaré: Nada o Nadando en polvo .

Parte 7: Carne de res

Imagen
Cuenta la historia de Nada , un decrepito anciano, de piel arrugada, rostro decaído, sonrisa apagada y de ojos azules como el mar, que su vida fue un mito, hasta que apareció en el camino de Las Fieras , por ende, terminaría igual a todos los hombres quienes se encontraron con ellas; en constante sufrimiento .

Parte 8: El griTo que no se escucha

Imagen
Él anciano a quien llamo “ Nada ” ese día fue comprado por un padre de familia, en este mundo a esos hombres se les conoce más como “los creamateriadores” , porque sus vidas las dedicas a conseguir mujeres, a tener hijos y a lucrarse conforme a esas crías.

Parte 9: Innovación

Imagen
Retornando a la historia del anciano que llamo “Nada” , describen sus rastros su llegada al hogar de un creamateriador, tal parece que fue arrastrado hasta ese lugar y amarrado de extremidades, hasta el punto de haber quedado de brazos abiertos sobre un muro del hogar. Sus últimos escritos en este libro dicen:

Parte 10: Adán Chuad

Imagen
Un año después, el aire empezó a acabarse, esto únicamente generó una mayor desesperación entre los inhumanos, provocando así la adaptación de medidas más desesperadas y repelentes para sobrevivir, entre ellas, pensaron «Menos seres más aire» «Muchos presos más cárceles» . Veintiún años desde que Adán mató al mundo, veintiún años desde que la tierra perdió a la madre naturaleza, veintiún años sin sol, sin mar, sin cielo, sin estrellas, veintiún años desde que las sonrisas y la felicidad desaparecieron de la humanidad, veintiún años de hambre, desesperación, soledad, maldad, tristezas, sed, atropellos, insomnio, desdén, ansias, lamentos, odios, espejismos, búsquedas, frustraciones, calor, enfermedad, prejuicio, daños, aniquilaciones, acechos… Veintiún años de…, total… ¡desgracias! Togri, Togri, Togri… Despertó, en esta ocasión no gritó…, creo que él ya lo sabe, la historia ha terminado. Oye Togri, descansa. El bello durmiente despertó sin ninguna Aurora que le diera un beso… y a
XAdvertencia: Esta es una obra de horror no apta para público sensible. Al acceder a este blog aceptas el Acuerdo de lectura:
Más información